ETH Rioja  header
Home > Los palacios en Haro: tesoros históricos y artísticos

Los palacios en Haro: tesoros históricos y artísticos
ETH Rioja



Haro es una ciudad conocida por sus bodegas y sus vinos. Miles de turistas se acercan a ella siguiendo la ruta del vino para descubrir cómo se elaboran y, por supuesto, degustarlos. No en vano Haro reúne la mayor concentración de bodegas centenarias del mundo. Sin embargo, no es lo único que ofrece, su rico patrimonio histórico también merece especial atención.

Ruta de los palacios de Haro
Si algo hay que destacar en esta ciudad de La Rioja Alta es, sin duda, la cantidad de palacios señoriales que permanecen en pie. Todos ellos fueron construidos entre los siglos XVI y XVIII. A través de sus fachadas queda evidente la evolución de los estilos y el poder de algunas familias residentes de esta zona. Aquí recogemos una selección de los edificios que más destacan por su valor histórico o por su arquitectura.

Palacio de los Condes de Haro. Está ubicado junto a la parroquia de Santo Tomás. Posee tres plantas y es de estilo renacentista. Llama la atención su aspecto medieval y su galería mudéjar decorada con estrellas y flores entrelazadas. Asimismo, caben destacar sus gárgolas en los aleros, los escudos y medallones. Hay quien afirma que recuerda al estilo de El Escorial.

Palacio de los Salazar. Es un claro ejemplo de una arquitectura de transición del plateresco al herreriano o lo que es lo mismo de la riqueza ornamental a un estilo más sobrio.

Palacio de Bezaras. Se le conoce popularmente como el Palacio de las Cigüeñas, ya que en su tejado puede verse un gran nido de estas aves. Se trata de un edificio barroco del siglo XVIII que destaca por sus grandes dimensiones y por sus diferentes alturas. En la calle de La Vega solo tiene dos plantas, mientras que en la calle San Roque tiene tres. Cabe destacar su gran escalera interior de piedra y su cúpula. En la parte exterior del palacio se puede observar una picota donde se administraba justicia en tiempos pasados.

Palacio de Bendaña o Paternina. Ocupa la antigua muralla medieval. El edificio plateresco del siglo XVI tiene tres plantas. Una de ellas está ocupada por la Oficina de Turismo Municipal. El acceso a dicha oficina está en la plaza de la Paz.

Palacio de Tejada. Es otro edificio de tres alturas y con un estilo que se sitúa entre el barroco y el neoclásico. Aunque también se ven claras influencias del rococó francés. Durante el siglo XIX fue la sede de la oficina de Correos y Telégrafos, que ocupaba la planta inferior del palacio.

Palacio de la Plaza de la Cruz. Palacio del Círculo Jaimista es otro de los nombres que recibe este edificio debido a un partido político que tenía allí su sede. Es muy similar al Palacio de Tejada.

Casa Pisón. A diferencia de otros palacios este cuenta con una antepuerta y tres balcones centrales tienen una peculiar decoración. El nombre de este palacio corresponde a que en la casa vivió dos familias importantes en Haro: Martínez de Medinilla y Martínez de Pisón, de ahí el nombre del palacio.

Estas son algunas de las casas señoriales que aún se erigen en las calles de Haro. Pero hay bastantes más y otros rincones de este municipio que merecen la pena conocer. En ETH Rioja te ayudaremos a descubrirlos.